Por qué Utilizar… Tu mano no dominante.

mano no dominante

 

Desde hace algún tiempo tengo problemas con mi mano derecha, me duele y me limita hacer algunas actividades, algunas muy sencilla y basicas en el dia a dia.

 

 

Por lo que deseo compartir con ustedes esta información, ya que no sabemos en qué momento tendremos por uno u otro motivo que cambiar el uso de nuestra mano dominante.

En biología humana, el concepto de mano dominante hace referencia a una mayor habilidad, rendimiento, rapidez, precisión o a una preferencia individual por el uso de una mano determinada. La mano menos capaz o por la que se muestra una menor preferencia, se llama mano no dominante.

Si eres diestro, seguramente sentirás que tu mano izquierda es mucho menos hábil que tu mano dominante, ¿Por qué pasa esto? ¡Simplemente porque la mantenemos inactiva! Caso contrario pasa con tu mano dominante razón por la cual es extraordinariamente hábil ya que ha recibido años de entrenamiento por repetición. Realmente las dos manos serían igualmente hábiles si se entrenaran igual desde el comienzo.

Ser ambidiestro (hábil con ambas manos), no tiene una característica genética tan clara como la del zurdo por lo que no parece ser un rasgo heredable, sino que es fundamentalmente de naturaleza adquirida: OSEA, SE PUEDE APRENDER!. Es una ventaja competitiva desarrollar espontáneamente tu lateralidad funcional, darías mejor uso a tu cerebro ya que usando mayormente un lado solo activas una parte y la otra no se desarrolla igual.

Te invito a practicar con todo lo que hagas. Agarra el vaso con tu mano no dominante, abre la puerta, clava un clavo, lávate los dientes, aféitate, etc. Cambia los botones del ratón también. Recuerda usar la mano opuesta con las cosas pequeñas

Si abres la puerta con tu mano derecha, comienza a hacerlo con la izquierda.

Si usualmente utilizas tu pie derecho para subir una escalera, ahora intenta hacerlo con el pie izquierdo.

Sigue intentando esto hasta que usar tu mano izquierda sea tan natural y sencillo como cuando utilizas tu mano derecha

*Comer (especialmente usando una cuchara).

*Lavar los platos.

*Cepillarte los dientes.

*Realizar una llamada o escribir un mensaje en el celular.

*Hacer tu práctica de trazos, líneas, gotas.

*Crear nuevos diseños con solo el uso de tu mano no dominante.

La paciencia es la clave.

Imagínate, llegar a pintar tus bellas creaciones de face painting con ambas manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *